jueves, 12 de marzo de 2009

El que nace ganador...

Esta es una anécdota política referida a la mezcla entre la clase personal y la ironía fina; que cuando un orador las domina son armas de destrucción masiva peores que una bomba nuclear. 

En las elecciones presidenciales francesas de 1988 se enfrentaban François Miterrand y Jacques Chirac, presidente y primer ministro. Los dos habían pasado dos años de una difícil cohabitación, puesto que Miterrand era socialista y Chirac del partido conservador gaullista (es decir, seguidores de De Gaulle). Se pasaron ese bienio poniéndose zancadillas políticas y entre polémica y polémica.

Pues bien, durante la campaña electorial tuvieron un debate televisivo muy esperado por el público francés que conocía la aversión entre ambos. El encuentro sería mordaz e interesantísimo por ver a dos gallitos franceses enfrentarse en la arena política.

A Jacques Chirac le tocó en suerte comenzar el primero. Empezó así: "Esta noche no soy el primer ministro y usted tampoco es presidente de la República. Somos dos candidatos iguales. Por tanto, me permitirá que le llame señor Miterrand".

Miterrand, imperturbable, le contestó: "Tiene usted toda la razón, primer ministro".

¿A que adivináis quién ganó el debate y las elecciones? 

4 comentarios:

Miss Sybarite dijo...

Oh, là là...

Caminín dijo...

Oye, lo de la cita de la semana, ¿de verdad he dicho yo eso? jo, estoy fatal de lo mío... ¡jajaja!

The blogolist dijo...

Miss, usted hubiera soltado alguna respuesta tan genial como esa o más. Bueno, el otro día lo demostraste... jeje.

Germanita, pues sí. La dijiste un día en casa y me la apunté porque me pareció buenísima. Digna de una cabecita como la tuya.

Besos a ambas.

Miss Sybarite dijo...

Gracias, BlogoGlobolín (joder, qué trabalenguas), como tú dirías, es un honor que pienses eso ;D